Repudiamos el brutal asesinato de un inmigrante haitiano por parte de la DGM en Las Matas de Farfán

Movimiento Socialista de Trabajadoras y Trabajadores

La madrugada del sábado 12 de marzo, agentes de la Dirección General de Migración y el Ejército realizaron una incursión represiva contra trabajadores inmigrantes haitianos en la calle Club Los Leones de la comunidad de Pueblo Nuevo, en el municipio Las Matas de Farfán. En el marco de este ataque de las autoridades contra la comunidad inmigrante, el agente Robinson Fernelis Piña Cordero asesinó dentro de su casa a un joven trabajador haitiano de 18 años, conocido como Joel y con el sobrenombre de “Lolo”, mediante un disparo en la cabeza. También resultó herido de bala por los agentes represivos el trabajador Teluis Terssier, según reseñó El Portavoz del Sur, citando a fuentes oficiales.

El Fotuto, por su parte, reporta que en los barrios Hato Nuevo y La Cuaba, en Tamayo, simultáneamente se desplegaron operativos represivos contra la comunidad inmigrante haitiana, plagados de arbitrariedad, robos y abusos. El Ministerio Público no acompañó los allanamientos, lo que subraya su carácter ilegal. Víctimas de estas acciones relataron al medio que sufrieron detenciones arbitrarias, golpes, humillaciones y el robo de miles de pesos de sus ahorros, además de artículos del hogar, herramientas de trabajo y motores. Nada más en el barrio La Cuaba, los agentes represivos habrían robado más de 24 mil pesos a los trabajadores. Asimismo habrían llevado a cabo operaciones de represión racista y xenófoba en Barahona y Bahoruco.

Esta oleada de redadas, en las que los agentes represivos a las órdenes del gobierno cometen gravísimas violaciones de derechos humanos, se enmarca en la campaña neotrujillista impulsada desde hace más de un año por el presidente Luis Abinader. Abinader ha descargado todo su odio enfermizo contra el pueblo haitiano, dilapidando miles de millones de pesos en una verja fronteriza, exigiendo a los empresarios que despidan masivamente a trabajadores del vecino país, llevando a cabo miles de detenciones y expulsiones arbitrarias, y llegando al extremo de agredir y expulsar a mujeres embarazadas haitianas, detenidas en los hospitales, así como infantes mientras se dirigen a sus escuelas.

En una peligrosa espiral de trujillización, los agentes de la DGM también detienen y abusan de personas dominicanas de piel oscura, tal y como ha sido documentado en las redes sociales y la prensa. El director de la DGM, Enrique García, quien ha admitido públicamente que el trato brindado a la inmigración venezolana y de otras nacionalidades es totalmente diferente al que recibe por parte de las autoridades la inmigración haitiana, declaró el año pasado que se apoyaría en el Ejército para desplazar forzosamente a comunidades enteras, porque según él representan un riesgo de secesión. Una teoría conspirativa al servicio de una política abiertamente de derecha, antidemocrática, antiobrera y racista.

Desde el Movimiento Socialista de Trabajadoras y Trabajadores repudiamos el asesinato de Joel “Lolo” y exigimos que se investigue el crimen para que se lleve a la cárcel a todos sus responsables, incluyendo a quienes avalaron la operación represiva ilegal en Las Matas de Farfán. Exigimos al gobierno que en conjunto con las autoridades haitianas investiguen y establezcan la identidad de Joel e indemnicen a sus familiares, así como al herido Teluis Terssier. De igual forma, exigimos que se ponga en marcha un plan de regularización de inmigrantes sin discriminación y se detengan las detenciones y expulsiones arbitrarias, robos, humillaciones y vejaciones racistas generalizadas de la DGM, cuerpos policiales y militares. Alertamos que no confiamos en la supuesta “justicia independiente”, ya que la Procuraduría General de la República, tanto en la gestión de Jean Alain Rodríguez como en la de Miriam Germán, se ha negado a responder a anteriores solicitudes de organizaciones sociales y políticas de que se investiguen y castiguen los linchamientos y crímenes de odio racistas.

Finalmente, llamamos a todas las organizaciones de derechos humanos, o que se reclamen democráticas o de izquierda, a repudiar públicamente el asesinato de Joel y a enfrentar la política racista, xenófoba y neotrujillista del gobierno de Abinader contra la comunidad inmigrante haitiana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s