El gobierno intenta tapar la corrupción y silenciar al periodismo con el juicio a Zapete

Manuel Gual

La persecución judicial emprendida por el gobierno contra el periodista Marino Zapete es una demostración de que el nerviosismo y la debilidad lo están llevando a precipitarse en acciones desesperadas. Si su intención era amedrentar al denunciante, lo que ha logrado es amplificar esas mismas denuncias.

Aunque el gobierno logró que el programa de televisión del periodista saliera del aire, y la hermana del procurador, Maybeth Rodríguez ha emprendido un juicio por difamación en contra de Zapete, este operativo le está saliendo costoso políticamente. A raíz del juicio, miles de personas se han enterado de que la hermana del procurador firmó entre 2013 y 2017, a nombre de la empresa ASIMRA, contratos sin licitación por casi 750 millones de pesos con Gonzalo Castillo cuando era ministro de Obras Públicas. Por su fuera poco, uno de los contratos establecía que el entonces ministro actuaba en virtud de un poder especial otorgado por el presidente Medina, pero quedó demostrado que tal poder nunca se emitió.

Las bocinas del gobierno se han activado para amplificar los argumentos de la acusación, pero se ven obligados a reconocer los hechos, que la hermana del procurador sí firmó contratos con el gobierno. Como la acusación en sí es muy débil, el juez resolvió impedir al periodista llamar a testigos clave durante el juicio, como el propio Gonzalo Castillo. Incluso impidió en la primera audiencia que ingresara la prensa, aumentando el escándalo y el repudio público a la farsa judicial. Su actuación parcializada ha llevado a su recusación.

El gobierno quiere restringir la libertad de expresión sentando un precedente ejemplarizante con este juicio, para que no se denuncie la corrupción cada vez más descarada. No es la primera vez que el régimen actúa así. En 2003 Hipólito Mejía mando a detener a Zapete con la policía política por escribir el artículo “Desnudo en Jarabacoa”, sobre la construcción de una mansión del entonces presidente, quien hoy es dirigente del PRM. Tanto el PLD como el PRM son enemigos del periodismo independiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s