A ritmo de gagá: la afrodescendencia resiste en las calles dominicanas

Alicia Méndez Medina

Nota de MST-RD.org: El gobierno del PRM protagonizó un nuevo escándalo el 11 de abril, cuando la alcaldía de San Pedro de Macorís, en manos de ese partido, intentó prohibir la entrada de los gagás a la ciudad, bajo argumentos racistas y de fundamentalismo religioso. La denuncia generalizada contra este acto arbitrario de las autoridades llevó a que retrocedieran parcialmente.

Tal y como refleja la crónica de Alicia Méndez Medina, se trata de una tradición de una gran vitalidad y fuerza, que se resiste a los intentos proscriptivos de la clase dominante y sus agentes gubernamentales.

Fotos: Johanna Agustín

El Gagá de Guanuma, irrumpe en las calles calurosas y rompe la tranquilidad del Viernes Santo. A ritmo de tambores y voces, se mueven los cuerpos de la gente de la comunidad, y de quienes han llegado desde lugares distantes para ponerse en contacto con las tradiciones que mantienen viva una espiritualidad centenaria y, a la vez, siempre nueva.

Ubicado en Monte Plata, una de las diez provincias con mayores índices de empobrecimiento, de acuerdo con los datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), Guanuma resiste a través de la música y las costumbres ancladas en las raíces afrodescendientes.

En medio de la calle, en el bullicio de la alegría de la gente del pueblo, el gagá toca a ritmo de fotutos, movimientos y colores evocadores de la siembra, el corte y la resistencia en los cañaverales.

«La cosa está difícil, los muchachos querían salir a tocar gagá, lucharon bastante  y lo importante fue que pudieron salir a tocar», dijo un colmadero destapando una cerveza que ayudaría a mitigar el calentón de uno de los ejecutantes, que llevaba  horas cantando y bailando con  devoción y apego a un tiempo que les sobrevuela. Un tiempo que sobre sus cuerpos se impone.

Según la investigadora June Rosenberg, Gagá es el nombre que se le da a los Rará en República Dominicana. Para esta autora, la tradición tiene su base de operaciones en los bateyes, comunidades de trabajadores de los centrales azucareros en las que históricamente han vivido los haitianos que fueron empleados en el corte de la caña, dominicanos descendientes de haitianos y otros dominicanos que tuvieron contacto con los centrales azucareros.

El Gagá de los Jovillos

En un tránsito lento pero contundente, rompiendo la maleza, avanza el gagá del batey Los Jovillos. La muchedumbre se mueve con coros en creole y español, dos de las lenguas de la isla, con cantos profundos y colores. Parten desde la calle Juliana Deguis Pierre, dominicana de ascendencia haitiana a quien durante mucho tiempo se le negó el acceso a la nacionalidad, como referencia de habitar el limbo. Llevaban días cantando, bailando, viviendo en dos lugares al mismo tiempo, evocando la multiplicidad de experiencias que definen el ser afrodescendiente.

Los jovilleros cantan en dos dimensiones, tratan de vencer la marginalidad y el estigma de vivir sin documentos que acrediten su nacionalidad dominicana (en el caso de muchos dominicanos de ascendencia haitiana), o la residencia regular en el país, si se trata de migrantes. Este estigma significa negación de derechos tan básicos como el acceso a la salud, la educación o al empleo. Todavía luchan por legitimar su presencia en esta tierra.

El gagá del batey Los Jovillos, perteneciente a Yamasá, cruza a Guanuma a bailar, cantar y a darse la mano con sus hermanos y hermanas de resistencias.  Avanzan por la calle principal de Guanuma, se desplazan ante la mirada de los transeúntes, que observan el baile, los cantos, el embotellamiento en la calle, el jolgorio y la explosión del encuentro, los brazos y saludos señoriales. 

El recorrido continúa por la sabana hacia el Batey Yaco, que recibirá al gagá con júbilo, como la fiesta de todos y todas, con alegría en los cuerpos, en las miradas.

*Crónica publicada originalmente por Libertarias, segmento de mujeres, feminismos, masculinidades y derechos humanos de la República Radio, presente en Instagram y en Facebook como @LibertariasRD.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s