Carta urgente para Nicaragua

Juan Almonte, Hugo Cedeño y Marcos Adames

A los trabajadores y pueblo de Nicaragua y del mundo

Quienes firmamos esta carta recolectamos dinero, hicimos y pegamos afiches, marchamos por las calles de Santo Domingo, acogimos en nuestras casas a compañeros y compañeras, compartimos con ellos lo poco que teníamos, vendimos camisetas, aguantamos palos y gases lacrimógenos de la Policía dominicana en apoyo a la gloriosa lucha del pueblo de Sandino y Carlos Fonseca contra la tiranía somocista.

Defendimos y lo seguimos haciendo, los fundamentos políticos que sirvieron de base al proceso revolucionario que llenó de gloria, no solamente a Nicaragua, también a la región, el continente y el mundo.

“Si Nicaragua venció, otros pueblos vencerán” era la consigna vanguardia alentadora para otros pueblos que lucharon contra regímenes dictatoriales.

Por esa razón, los gobiernos imperialistas y algunos “demócratas” urgieron planes para evitar que el ejemplo se extendiera.

Utilizaron las negociaciones, como Contadora, y la agresión directa, mediante el bloqueo, amenazas y acciones armadas contrarrevolucionarias.

Y en todo tipo de situaciones nos colocamos al servicio de la profundización del proyecto revolucionario nacido de las armas, el método de la movilización obrera, popular, indígena y campesina y una amplia solidaridad internacional.

A más de cuatro décadas del triunfo revolucionario, seguimos reivindicando tan extraordinaria epopeya histórica como ejemplo de que los pueblos cuando se levantan pueden “tomar el cielo por asaltos”.

Lo que hoy no podemos aceptar es el derrotero a que sectores de la dirección del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en común acuerdo con una camarilla burguesa y gobiernos “aliados” de la región llevan a Nicaragua.

La revolución sandinista, entendemos nosotros, se hizo para realizar grandes cambios, no solamente en la instancia política y estatal sino también en las relaciones de propiedad y distribución de la riqueza.

Sin embargo, no ha sido así.

La impunidad y componenda de Daniel Ortega con distintos gobernantes en Nicaragua, bien corruptos, por cierto, fue en base a “borrón y cuentas nuevas”.

Nuevos sectores burgueses florecieron al amparo del régimen político y muchos de los dirigentes del FSLN tienen grandes propiedades fuera y dentro de Nicaragua.

La familia Ortega-Murillo goza de privilegios y controlan importantes resortes del poder político y económico y se codea con la tradicional camarilla burguesa dueña de la economía del país y grandes extensiones de tierra.

Que sepamos, los inmensos intereses de las multinacionales extranjeras son protegidos y a pesar del bloqueo imperialista, la OEA, ONU y demás aparatos a su servicio, los préstamos en dólares y euros siguen llegando.

Que liberen a Dora María Téllez, a todos los presos políticos y políticas y que regresen los exiliados

A diferencia de sectores que dentro y fuera de Nicaragua depositan su confianza en las cantaletas hipócritas de los gobiernos imperialistas y algunos “chupa media” de la región, nosotros creemos que solo el pueblo de Nicaragua movilizado, puede torcer el brazo a Daniel Ortega y lograr sacar a los presos y presas políticos y políticas de las cárceles.

Llamamos al pueblo de Nicaragua a integrar a sus demandas concretas la lucha porque Dora María Téllez sea liberada de inmediato y con ella todos los y las demás.

Alertamos al pueblo de Nicaragua a no dejarse confundir con discursos “nacionalistas de Daniel Ortega” ni con la supuesta defensa de los derechos humanos de los gobiernos imperialistas como Estados Unidos y la Unión Europea y algunos del continente fieles seguidores de la política imperial.

Planteamos a todos aquellos y aquellas que amamos a Nicaragua, que defendemos el legado histórico de la gloriosa revolución sandinista, a levantar su voz a favor de la libertad de los presos políticos y políticas y regreso de los exiliados y exiliadas a su nación.

Exijamos a Daniel Ortega su liberación y que respete los derechos democráticos y políticos que les asisten como ciudadanos de la tierra de Sandino.

Profesor Juan Almonte, Miembro de la Brigada de Alfabetizadores Dominicanos Gregorio Urbano Gilbert en la Campaña Nacional de Alfabetización, Nicaragua, marzo de 1980

Profesor Hugo Cedeño, Segundo al Mando de la Brigada de Alfabetizadores Dominicanos Gregorio Urbano Gilbert y actual militante del MRS de Brasil

Marcos Adames, Simpatizante del MRS de Brasil

27 de enero del 2022, Santo Domingo, República Dominicana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s